Razas

Elegir un perro pastor islandés

Elegir un perro pastor islandés

El perro pastor islandés, como su nombre lo sugiere, se originó en Islandia como resultado de la habitación vikinga. La raza es similar a la de Spitz y, en diferentes momentos de su historia, ha bordeado la extinción. Muchos piensan que esta raza es una predecesora de las razas modernas como Shetland Sheepdog y Welsh Corgi.

Historia y origen del perro pastor islandés

La única raza nativa de Islandia, se cree que el perro pastor islandés emigró a Islandia con los primeros colonos vikingos en el primer siglo. La raza pudo adaptarse al terreno accidentado y a las bajas temperaturas, y se convirtió en una necesidad para el ganado y el pastoreo. Una epidemia de moquillo y peste canina casi destruyó la raza a fines del siglo XIX, y por un tiempo, Islandia prohibió a todos los perros importados en el país. Aunque la raza sigue siendo limitada en número, ya no se considera que está al borde de la extinción.

Apariencia y tamaño del perro pastor islandés

La raza mide aproximadamente 12-16 pulgadas de altura y pesa entre 20 y 30 libras. La doble capa puede ser corta o larga, pero en cualquier caso, es muy gruesa y resistente a la intemperie para resistir el amargo frío de su entorno nativo. Otras características incluyen orejas pinchadas, una cola rizada, labios negros y dobles espolones en las patas delanteras.

Personalidad del perro pastor islandés

Confiado, inteligente, enérgico, inquisitivo y resistente son todas las palabras que se usan comúnmente para describir al perro pastor islandés. Son excelentes perros guardianes y amables compañeros de familia. Una raza altamente activa, desean ejercicio diario como caminatas o caminatas. Muchos perros pastores islandeses también se han destacado en los deportes de perros como el pastoreo, el flyball o la agilidad.

Relaciones domésticas y familiares con el perro pastor islandés

La raza es conocida por ser amigable y dedicada a su familia. El perro pastor islandés adora a los niños y es muy juguetón. La raza también coexiste pacíficamente en múltiples hogares de mascotas.

Entrenamiento del perro pastor islandés

El perro pastor islandés es conocido por su inteligencia y tendencias trabajadoras. Como tal, las sesiones de entrenamiento con el uso de refuerzos positivos son las más beneficiosas. La raza desea complacer a su dueño y se esfuerza por aprender.

Aseo del perro pastor islandés

Debido a su doble capa gruesa, se recomienda un cepillado semanal como mínimo. Pueden requerir un cepillado más frecuente dos veces al año durante las temporadas de desprendimiento. También se recomienda recortar regularmente las uñas, incluidas las garras de doble rocío, y la limpieza de rutina de las orejas y los dientes.

Cuidado especial del perro pastor islandés

Debido a su tendencia a desarrollar vínculos estrechos con los miembros de la familia, a veces se ha observado que la raza demuestra ansiedad durante los períodos de separación. El entrenamiento temprano y el refuerzo positivo durante situaciones estresantes pueden ayudar a aliviar este problema. El perro pastor islandés también es muy enérgico y puede volverse destructivo si no se ejercita de manera rutinaria y adecuada.

Enfermedades y trastornos comunes del perro pastor islandés

Se han observado los siguientes trastornos o afecciones en esta raza:

Vida útil del perro pastor islandés

El promedio de vida del perro pastor islandés es de aproximadamente 12 años.

(?)

(?)