Cuidado de mascotas

Chucho mimos: cómo preparar a su perro como un profesional

Chucho mimos: cómo preparar a su perro como un profesional

Para algunos dueños de perros, puede parecer inútil al principio.

Dedicas un tiempo cada día o semana para preparar a tu compañero canino, cepillando y limpiando con cuidado y cariño su hermoso abrigo. Con un peine y un baño, se asegura de que su pelaje esté limpio y sin alfombras, enredos, pulgas y garrapatas.

Sin embargo, una vez que su tarea está completa, su perro comienza inmediatamente a deshacer sus esfuerzos. Se dirige al aire libre y localiza barro y rebabas, mostrando poco aprecio por sus habilidades de aseo y aparentemente trabajando tan duro como para "deshacerse".

Pero antes de desanimarse por este "juego" que usted y su perro juegan, este ciclo constante de preparación y desarreglo, es importante reconocer el verdadero valor de la preparación. Si bien todos preferimos no tener un compañero maloliente, la preparación es mucho más que simplemente oler y verse bien, se trata de promover el bienestar general de su perro.

El aseo regular no solo relaja a un perro y ofrece un tiempo de unión humano-canino, sino que también le brinda al propietario la oportunidad de inspeccionar al perro por su salud general. Este tipo de inspección puede abordar problemas que van desde bultos y cortes hasta garrapatas y afecciones de la piel, oídos sucios y salud ocular.

Al final de una sesión de aseo adecuada, tanto el dueño como el perro deben sentirse bien con la experiencia.

Preparando a tu perro

Aunque a menudo se pasa por alto, el aseo representa un componente esencial para el programa de salud de su perro. El cepillado y el peinado de rutina eliminan el vello muerto y la suciedad al tiempo que evitan las esteras. Debido a que estimula el suministro de sangre a la piel, la preparación también le da a su perro un pelaje más saludable y brillante.

Comience a arreglarse regularmente la primera vez que traiga a su perro a casa y hágalo parte de su rutina diaria o semanal. Compra un cepillo y un peine de calidad y acostumbra a tu perro a ser manipulado. Elogie a su perro cuando se quede quieto y pronto vendrá a disfrutar de la atención extra.

Un régimen de aseo adecuado debe consistir en:

  • Cepillado: la piel y el pelaje de su perro reflejan su estado general de salud y nutrición. Para la mayoría de los perros, un buen cepillado una o dos veces por semana es adecuado.
  • Bañarse: Bañar a su perro cada mes o dos no es irrazonable, pero algunos perros requerirán limpiezas más frecuentes. Una buena regla general es bañar a su perro solo cuando su pelaje se ensucia o comienza a oler a "perrito".
  • Recorte de uñas: pídale a su veterinario que le muestre la técnica correcta, luego comience acostumbrando a su perro a que le manipulen las patas. Una vez que comience a usar las podadoras, vaya despacio: intente cortar solo unas pocas uñas de una vez. Mantenga un horario regular y sea persistente. Su perro finalmente aprenderá a cooperar.

Principales razones médicas para preparar a su perro

El aseo regular no es solo para perros de exposición, es importante para hacer de cualquier perro un modelo de buena salud. Cepillar a su perro ayudará a mantener su pelaje limpio y libre de alfombrillas, lo que puede ser irritante y causar enfermedades de la piel debajo del cabello. A la mayoría de los perros les gusta que los peinen y esperarán ansiosamente esta parte de su rutina.

Durante una sesión de aseo personal, concéntrese en inspeccionar:

  • Ojos: Mantener la cara de su perro libre de pelo largo que pueda irritar los ojos hará que se sienta más cómodo y evitará problemas oculares. Algunos perros tienen un problema con el drenaje de los ojos. Si el drenaje es persistente, debe mantenerlo limpio para evitar infecciones, luego consulte a su veterinario.
  • Orejas: Las orejas largas cubren el canal auditivo de su perro creando un ambiente cálido y húmedo que carece de circulación de aire. Esto puede causar que su perro sufra infecciones crónicas del oído. Su veterinario puede mostrarle cómo limpiarlos adecuadamente y aconsejarle sobre el uso de una solución de limpieza para los oídos.
  • Dientes: la enfermedad dental en los perros es común. Revisar la boca y los dientes de su perro lo ayudará a detectar problemas antes de que se conviertan en un problema grave. Su veterinario puede mostrarle cómo mantener limpios los dientes de su perro con cepillos y pastas de dientes diseñados específicamente para caninos.

Artículos de aseo para perros

Los suministros adecuados harán que la preparación regular sea manejable y agradable para los dueños de perros. Un arsenal completo de aseo debe incluir elementos para cepillarse y bañarse. En general, se recomienda cepillarse el canino antes de bañarse porque es mucho más difícil trabajar el cabello mojado con un peine o un cepillo.

Los suministros que suelen ser útiles para el aseo regular incluyen:

  • Cepille, peine y rastrille
  • Champú, baño y acondicionador
  • Bolas de algodón y aceite mineral
  • Toallas
  • Alfombra de baño, correa y arnés
  • Secador de pelo (a baja temperatura)
  • Delantal y guantes
  • Cortaúñas

Cómo bañar a tu perro

No es ningún secreto que la mayoría de los caninos no son particularmente aficionados a bañarse. Sin embargo, bañarse cumple muchas funciones relacionadas con la salud más allá de eliminar el hedor "perrito". Además de eliminar el vello viejo, la suciedad y el aceite de la piel de su perro, ofrece a los propietarios una excelente oportunidad para examinar sus caninos en busca de anormalidades y parásitos en la piel.

Con respecto a la frecuencia del baño, las diferentes razas y estilos de vida dictarán con qué frecuencia su perro necesita bañarse y qué tipo de champús para mascotas funcionan mejor. Si su perro pasa mucho tiempo jugando al aire libre, es probable que necesite un baño con más frecuencia. Un baño excesivo, como cada semana, eliminará los aceites vitales del pelaje de su perro, lo que hará que su piel se seque. Los perros con pelaje liso generalmente requieren menos baños.

Aquí hay algunos consejos adicionales a tener en cuenta al bañar a su compañero canino:

  • Nunca lave a su perro afuera si hace frío.
  • Antes de bañarse, peine y cepille todas las alfombras.
  • Ponga una gota de aceite mineral en los ojos de su perro para protegerlo de la espuma.
  • Use agua tibia para bañar a su perro.
  • Una vez que su perro esté completamente mojado, aplique champú en la espalda y páselo suavemente por el abrigo durante unos 10 minutos. Use una toallita para limpiar su cara.
  • Complete el ciclo de enjuague dos veces para asegurarse de que todo el jabón esté apagado (dejar jabón en un perro puede causar una reacción alérgica).
  • Mantenga a su perro alejado de cualquier corriente de aire hasta que su pelaje esté completamente seco.

(?)

Cómo elegir un peluquero canino

Ya sea por falta de tiempo o por la necesidad de experiencia, muchos dueños de perros buscan ayuda de un peluquero profesional. Al hacerlo, su veterinario representa un buen punto de partida. Muchos veterinarios están familiarizados con los peluqueros del área y pueden ofrecer una recomendación basada en su raza, y algunos incluso brindan servicios de aseo en sus instalaciones.

Haga una cita para hablar primero con el peluquero. Haga preguntas sobre su experiencia y capacitación. Una vez que encuentre un peluquero con el que se sienta cómodo, es hora de entregar a su preciosa compañera. La mayoría de los peluqueros le piden que se abstenga de esperar a su mascota en el lugar. La mascota se dará cuenta de su ansiedad, haciendo que la experiencia sea traumática. Es mejor dejar a su perro sucio y recogerlo con un aspecto y un millón de dólares.

Recursos para la preparación del perro

¿Desea más consejos útiles sobre cómo puede preparar a su perro como un profesional? Mira nuestros artículos destacados:

(?)