Razas

Temperamento Collie: Qué esperar

Temperamento Collie: Qué esperar

¿Qué sabes sobre el temperamento Collie? Esta información lo ayudará a comprender mejor la raza y a tomar una decisión informada si está pensando en tener un Collie.

El Collie es una raza orientada a la familia y, como tal, debe vivir contigo en el hogar, no en el patio trasero.

Los collies son inteligentes, están muy conectados con las personas y aprenden rápidamente. Para estar contentos, los Collies necesitan un ejercicio diario constante y un juego activo que los desafíe intelectualmente. Cuando los Collies no obtienen el ejercicio diario que necesitan, o cuando se quedan solos durante largos períodos de tiempo, se aburrirán y recurrirán a los ladridos.

El temperamento Collie hace de esta raza una buena opción para un perro de terapia. El Collie tiene una personalidad tranquila y acogedora y le encanta que lo acaricien. Les gusta cuidar a las personas.

Hay aspectos positivos y negativos cuando se trata del temperamento Collie. Si bien aprenden rápidamente y están ansiosos por agradar, pueden aburrirse con ejercicios repetitivos de obediencia, así que encuentre una manera de cambiar la rutina para mantener las cosas frescas. Los collies también tienen una racha independiente que puede hacerlos un poco tercos. Como perros pastores, los Collies están acostumbrados a tomar algunas decisiones por su cuenta. Debes aprender a abrazar esa independencia y trabajar con ella.

Debido a que son pastores de perros por naturaleza, los Collies tienden a pellizcarte los talones en el juego. Este es un comportamiento que no debe permitirse. Puede ser aterrador para los niños y molesto tanto para las personas como para otros animales.

Descripción general del temperamento de Collie y cómo se comportan

El Collie es fácil de entrenar. Además de ser leal e inteligente, el Collie aprende rápido.

Los collies también se dedican y protegen a sus familias. También son amigables con personas fuera del círculo familiar. Con una naturaleza juguetona y amable, el Collie es un buen compañero para los niños. Y debido a la naturaleza leal y amorosa del Collie, sobresale como un perro de asistencia o terapia.

Los collies disfrutan relajándose en la casa con la familia. También les gusta correr y jugar al aire libre. Los collies aman a los niños, incluso a aquellos que no son parte de su familia. Les gusta jugar con los niños y vigilarlos protectoramente. También son amables y protectores con otras mascotas de la familia.

Al pensar en el temperamento de Collie, debe recordar que el Collie es un perro de pastoreo. El instinto de pastoreo es fuerte en esta raza, así que no se sorprenda cuando su Collie intente criar a sus hijos o mascotas domésticas.

Si bien el simpático Collie es un perro amigable, el Collie también puede sospechar de los extraños, especialmente cuando se acercan a los niños. El Collie es un buen perro guardián. La raza ladrará pero no es agresiva.

El temperamento Collie se ve afectado por la herencia, el entrenamiento y la socialización. Al igual que todos los perros, los Collies necesitan una socialización temprana con exposición a muchas personas y experiencias diferentes. Esto ayudará a asegurar que su cachorro crezca para ser un perro bien adaptado.

Mejores prácticas para lidiar con un collie

Los collies se adaptan bien a la mayoría de los entornos domésticos siempre y cuando se les dé mucho ejercicio diario. Como regla general, debe darle a su Collie dos caminatas de 30 a 45 minutos cada día. Si su Collie no hace suficiente ejercicio o juego, o si lo dejan solo durante largos períodos de tiempo, se aburrirá y recurrirá a ladridos molestos. Para evitar ladridos excesivos, deje que su Collie se una a todas sus actividades familiares y mantenga a su Collie desafiado mentalmente con un entrenamiento continuo de obediencia o deportes de perros.

Entrena a tu Collie desde muy joven. Comienza a entrenar el día que traigas a tu cachorro a casa. Si espera demasiado para comenzar a entrenar a su cachorro, puede volverse fuerte.

Consejos de entrenamiento basados ​​en su temperamento

Los collies responden mejor al entrenamiento consistente basado en recompensas. Este perro disfruta de la atención que proviene de realizar. Entonces, al Collie le encanta hacer trucos y competir en eventos de agilidad o pastoreo.

Cualquier perro puede desarrollar comportamientos no deseados como ladrar y excavar si el perro está aburrido, sin entrenamiento o sin supervisión. Comienza a entrenar a tu nuevo Collie el día que lo traigas a casa. Son capaces de aprender desde una edad muy temprana. No espere hasta que su Collie tenga 6 meses para comenzar a entrenar o tendrá que lidiar con un perro que es más testarudo.

Para obtener más información acerca de ser dueño de un collie, lea nuestro artículo Poseer un collie: Cosas que debe saber.