Salud de las mascotas

Diagnóstico y tratamiento de un accidente cerebrovascular en gatos

Diagnóstico y tratamiento de un accidente cerebrovascular en gatos

La aparición de síntomas de accidente cerebrovascular en los gatos puede ser extremadamente repentina y reconocible, pero determinar la enfermedad subyacente o la causa de un accidente cerebrovascular requiere pruebas de diagnóstico suficientes, ya que pueden presentarse afecciones menos graves como infecciones del oído y enfermedad vestibular (similar al vértigo en las personas). Una moda similar.

Diagnóstico de accidente cerebrovascular en gatos

Su veterinario basará su diagnóstico en el historial médico de su gato y el tiempo transcurrido desde la presentación inicial de los síntomas. La batería de pruebas realizadas es un intento de eliminar otras dolencias que no sean accidentes cerebrovasculares que pueden ser responsables del comportamiento de su gato, y a menudo se expandirán más allá de los análisis de sangre en imágenes avanzadas / IRM y la recolección de una muestra de líquido cefalorraquídeo (punción CSF).

Las pruebas requeridas para su gato pueden incluir:

  • Examen neurológico, incluida la inspección del oído interno.
  • Evaluación del azúcar en la sangre y la función de los órganos (incluida la función renal, hepática)
  • Examen de toxicología
  • Análisis de orina para evaluar la función renal
  • Prueba de presión arterial
  • Radiografías (radiografías) de tórax para evaluar corazón / pulmones

Tratamiento de accidente cerebrovascular en gatos

Aunque las 24 horas posteriores a un accidente cerebrovascular pueden ser extremadamente difíciles para su mascota, los síntomas pueden dejar de progresar en ese punto, y el tratamiento ayudará a controlar los síntomas causados ​​por afecciones subyacentes y a aumentar el potencial de recuperación.

Los siguientes tratamientos son comunes para el accidente cerebrovascular en los gatos:

  • Medicamentos para el tratamiento de la hipertensión arterial y enfermedades del corazón, si están presentes.
  • Tratamiento para prevenir un mayor desarrollo de coágulos sanguíneos (trombosis)
  • Medicamentos para el dolor
  • Fluidoterapia para el tratamiento de la deshidratación (solo si no se sospecha que la enfermedad cardíaca sea la causa subyacente)
  • Fisioterapia para el tratamiento del movimiento deteriorado
  • Atención de enfermería para proporcionar asistencia con lubricación ocular, rotación (para felinos inmóviles físicos) y evacuaciones intestinales.
  • Fomento de comer y consumir la cantidad adecuada de calorías.

El tratamiento depende en gran medida de la causa subyacente del accidente cerebrovascular y, a pesar de los mejores esfuerzos de la medicina moderna, el daño cerebral causado por un accidente cerebrovascular puede ser irreparable. El mejor escenario para su gato es que observe cambios de comportamiento rápidamente y busque atención médica de inmediato.