Entrenamiento de comportamiento

Gatos que no pueden escuchar

Gatos que no pueden escuchar

Los gatos blancos con ojos azules son animales hermosos, pero pueden sufrir un defecto genético que les hace pasar la vida en silencio.

La mayoría de los gatos blancos de ojos azules nacen sordos. Esto no significa que todos los gatos blancos con ojos azules padecen la afección, y no afecta a las razas birmanas y siamesas que son de color muy claro con ojos azules. Muchos gatos con un ojo azul y un ojo amarillo también son propensos a la sordera.

La causa de la sordera es un defecto genético dominante. Cada animal tiene dos genes para cada rasgo, uno de su madre y otro de su padre. En esta sordera específica, si la madre transmite un gen para la sordera y el padre transmite un gen para la audición, el gen de la sordera es dominante y el gatito no podrá oír.

Dentro del oído de un gato, hay un órgano que convierte las ondas sonoras en impulsos eléctricos que viajan al cerebro y se procesan como sonido. En este tipo de defecto genético, el órgano responsable de la conversión comienza a degenerarse aproximadamente a los 5 días de edad. Dado que el canal auditivo normal de un gatito no se abre hasta los 6 a 14 días de edad, el gatito afectado con este gen nunca escucha.

El mismo gen también afecta los ojos del gato al evitar la formación normal de la retina. Esto significa que estos gatos tienen una capacidad reducida para ver de noche y sus habilidades de caza se ven muy obstaculizadas.

Al igual que con otros animales sordos, los gatos sordos tienden a estar muy alertas y pueden ser más agresivos y más vocales que otros compañeros de camada. Se debe tener especial cuidado con los gatos sordos. Deben permanecer en el interior y no se les debe permitir deambular. Además, para evitar transmitir este gen a las generaciones futuras, se recomienda encarecidamente que los gatos afectados no sean criados.

Ver el vídeo: 7 Sonidos Que Sólo Los Animales Pueden Escuchar (Febrero 2020).