General

¿Por qué los perros se contraen mientras duermen?

¿Por qué los perros se contraen mientras duermen?



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

¿Por qué los perros se mueven nerviosamente mientras duermen?

Hay muchas causas posibles de espasmos en perros y gatos que duermen, incluida una variedad de causas médicas. A menudo, la causa de un espasmo es evidente en la primera visita. Sin embargo, muchas veces no lo es. En tales casos, una evaluación de laboratorio del sueño puede ayudar a identificar la fuente del problema.

Los espasmos son causados ​​por una serie de causas médicas, que incluyen:

Espasmos musculares.

Músculos hiperactivos.

Irritaciones de los nervios sensoriales.

Un malestar general.

La privación del sueño.

Sedación inapropiada.

El mejor enfoque para diagnosticar cualquier causa de espasmos es descartar las causas que pueden tratarse o manejarse de otra manera. Después de este proceso, la causa de los espasmos se define más claramente.

La mayoría de las personas están familiarizadas con las convulsiones, en las que se producen espasmos junto con contracciones musculares o movimientos involuntarios. Sin embargo, en perros y gatos, los espasmos son una condición separada. El término se usa en realidad para describir un movimiento o contracción que ocurre mientras el animal duerme.

Un perro puede temblar mientras duerme.

Los espasmos son los movimientos musculares involuntarios que pueden ocurrir cuando el perro o el gato está soñando. A veces también se conoce como espasmo nervioso o espasmo somnii. El movimiento puede ocurrir una o varias veces durante la noche, o solo una vez.

Los espasmos a menudo comienzan y se detienen en el punto de transición entre las etapas del sueño. Esto se debe a que el sistema nervioso central se ve afectado por la somnolencia. Cuando el sistema nervioso central se vuelve más activo, el cerebro produce impulsos a las células del músculo esquelético, provocando espasmos musculares.

Signos de un perro con espasmos

En perros y gatos, los espasmos comienzan cuando un perro o un gato está dormido. La causa puede deberse a la somnolencia o una causa no relacionada, como un problema médico.

Por lo general, un perro o un gato se despierta de un sueño y la contracción puede durar de un par de minutos a varias horas. En este momento, se puede observar la actividad muscular del perro o del gato.

A medida que se produce la actividad muscular, cualquiera que mire al perro o al gato, incluido el dueño, lo percibe. Si se produce una contracción cuando un perro está durmiendo y no hay otros signos externos de un problema médico, es posible que el perro esté durmiendo más profundamente de lo habitual.

Cuando un perro se contrae, los movimientos corporales pueden incluir:

Contracciones involuntarias de los músculos.

Espasmos musculares.

Respiración irregular.

Convulsiones musculares.

Sacudidas en los gatos

Un gato a menudo comenzará a temblar cuando está soñando. A esto se le llama "sueño de gato".

Algunos gatos no sueñan con gatos, pero todavía se contraen mientras duermen. Cuando un gato tiene espasmos, su actividad muscular suele ser más notable que la de un perro.

Los espasmos musculares de un gato pueden durar solo unos segundos o pueden ocurrir varias veces durante la noche. Por lo general, no habrá signos externos de espasmos, aparte de los que ocurren cuando el gato está dormido.

Los gatos que sueñan con gatos tienen más dificultades para mantener el tono muscular y mantener sus músculos relajados y tensos mientras duermen. El gato también puede contraer más a menudo, e incluso puede contraerse en diferentes posiciones de lo habitual.

Los signos de que un gato se mueve mientras duerme incluyen:

Contracciones involuntarias de los músculos.

Espasmos musculares.

Respiración irregular.

Convulsiones musculares.

Algunos gatos tienen más de uno de estos signos, mientras que otros gatos solo tendrán un tipo de espasmos.

Si un gato se contrae durante la noche, es posible que tenga una convulsión o que exista un problema médico subyacente que podría estar causando que el gato se contraiga. Si no hay otros signos de afecciones médicas, el gato deberá ser examinado por un veterinario.

Algunas mascotas que experimentan espasmos durante la noche no mostrarán signos externos o cambios en sus hábitos de sueño, aparte de su hábito de dormir más profundamente de lo habitual.

Cuándo conviene consultar a un veterinario

Los espasmos en perros o gatos pueden ser causados ​​por muchas condiciones médicas diferentes. Siempre se debe buscar una consulta con un veterinario para encontrar la causa subyacente.

La mejor manera de determinar qué está causando los espasmos en un perro o gato es descartar las causas que se pueden manejar de otra manera. Después de esto, la causa se define más claramente.

Las siguientes secciones describen varias de las causas médicas comunes de espasmos en perros y gatos. Un espasmo puede ser causado por cualquiera de estas causas médicas. Si un espasmo está asociado con un problema médico, un veterinario es siempre la mejor persona para diagnosticar el problema.

La privación del sueño

La falta de sueño puede ser una causa de espasmos.

En los perros, la causa más común de falta de sueño es el estrés. Cuando los perros o gatos están estresados, su temperatura corporal y su frecuencia cardíaca aumentan. Esto puede ser causado por ansiedad por separación, sobreexcitación u otra situación estresante. Este aumento de estrés también suele ir acompañado de un aumento de los espasmos.

Muchos propietarios están familiarizados con el comportamiento de "dormir en el trabajo" de perros y gatos. Cuando un perro o un gato no duerme lo suficiente, es posible que tenga un mayor nivel de ansiedad.

Varios medicamentos también pueden causar insomnio, incluidos los medicamentos antipsicóticos. Varios otros medicamentos también pueden causar insomnio, incluidos los antiácidos y antihistamínicos.

Cuando un perro no duerme lo suficiente y, por lo tanto, está ansioso, es posible que se contraiga más.

La falta de sueño también puede ser el resultado de los malos hábitos de sueño del propietario. Por ejemplo, muchas personas que no hacen suficiente ejercicio, no duermen lo suficiente o no descansan lo suficiente por la noche pueden desarrollar insomnio.

Si sospecha que su perro o gato duerme menos de lo habitual debido al insomnio, lo mejor que puede hacer es trabajar para mejorar sus propios hábitos de sueño.

En los gatos, un


Ver el vídeo: Experts Figured Out What Dogs Dream About And People Are Freaking Out (Agosto 2022).