General

Lesiones Eléctricas en Pequeños Mamíferos

Lesiones Eléctricas en Pequeños Mamíferos

La electrocución puede provocar lesiones graves debido principalmente a lesiones en las células nerviosas y al intenso calor generado a medida que la electricidad pasa a través de los tejidos del cuerpo. La fuente más común de lesiones eléctricas a las mascotas es cuando mastican cables eléctricos que transportan corrientes domésticas de bajo voltaje. La exposición a la corriente eléctrica de alto voltaje es poco común y generalmente es fatal debido a daños internos masivos.

Cuando una mascota muerde un cable eléctrico con corriente, pueden producirse quemaduras en la boca, los labios o la lengua. Se debe consultar a un veterinario para el tratamiento inmediato de la mayoría de las lesiones eléctricas.

De qué mirar

  • Convulsiones
  • Quemaduras en la boca
  • Dificultad para respirar o interrupción de la respiración
  • Muerte súbita por paro cardíaco

    Diagnóstico

    Las lesiones eléctricas se diagnostican con base en un historial de posible exposición a cables eléctricos, quemaduras en la boca y posibles problemas respiratorios. Espere que su veterinario tome radiografías del tórax para buscar signos de acumulación de líquido en los pulmones. Este es un posible resultado de una lesión eléctrica.

    Tratamiento

    Si hay quemaduras en la boca, se limpiará el área afectada y se pueden recetar medicamentos como antibióticos. Si hay acumulación de líquido dentro de los pulmones, puede estar indicado el tratamiento con diuréticos como furosemida, aunque esto no siempre es necesario. Dependiendo de la gravedad de las lesiones, puede ser necesaria la hospitalización con posible soporte de oxígeno. Si el paciente está en estado de shock, puede estar indicado el soporte de líquido intravenoso.

    Cuidado y prevención en el hogar

    No hay atención domiciliaria recomendada para lesiones eléctricas. Desafortunadamente, debido a su pequeño tamaño, la mayoría de los mamíferos pequeños no sobreviven a la electrocución.

    Mantenga todos los cables eléctricos en un área segura y lejos de sus mascotas curiosas. Las revisiones periódicas de los cables eléctricos para detectar marcas de dientes pueden alertarlo sobre un posible problema. Si encuentra marcas de dientes en los cables eléctricos, desenchufe el cable y reemplácelo. No permita que su pequeño mamífero tenga acceso sin supervisión a su casa.